Ir directamente al contenido
¿Cómo recuperar nuestra piel después del verano?

¿Cómo recuperar nuestra piel después del verano?

Piel deshidrata, acné y manchas solares

¿Cómo cuidar tu piel después del verano?

Nuestra piel necesita de nuestro cuidado todo el año pero después de los meses de verano debemos prestar una especial atención para su recuperación.

En estos meses, nuestra piel se vuelve más frágil y sensible debido a todas las agresiones a las que se ha visto expuesta como pueden ser el calor, el sol, el agua de mar o el cloro de la piscina.

Todos estos factores provocan síntomas y daños que necesitan ser revisados y reparados. Aunque una exposición solar puede tener beneficios para nuestra salud como ayudarnos a sintetizar mejor la vitamina D la cual previene el envejecimiento, y mejorar ciertos trastornos cutáneos como pueden ser el acné y la psoriasis. Si la exposición no ha sido 100% responsable y nos hemos tomado también vacaciones de nuestra rutina de belleza diaria vamos a poder observar distintos síntomas de deterioro que debemos reparar.

¿Por qué se deshidrata nuestra piel?

Uno de los síntomas más comunes, de los cuales casi nadie se libra después del verano es la deshidratación. No debemos confundir una piel deshidratada con una piel seca. Del mismo modo que debemos saber que una piel grasa también puede estar deshidratada.

Todas las pieles se pueden ver afectadas por la deshidratación. Cuando una piel se deshidrata significa que ha perdido su nivel de agua habitual y su capa protectora.

¿Cómo sabemos si nuestra piel está deshidratada?

Las principales características para saber si tu piel está deshidratada es observar si se muestra más tersa y tirante. Si ha perdido su brillo y está más apagada o han aparecido unas pequeñas arrugas, que no estaban antes, en la zona de la nariz o el mentón.

También, puedes analizar tu misma su tacto. Si se presenta rugosa puedes asegurar que está deshidratada. Para recuperarte de una piel deshidratada, deberás volver a alcanzar los niveles de agua habituales de la epidermis. Para ello, será importante que bebas un mínimo de 1,5L de agua y mantengas una alimentación rica en frutas y verduras.

Así mismo, es muy aconsejable también utilizar cremas que contengan ácido hialurónico, ya que sin duda es la reserva ideal para retener agua. Las moléculas de ácido hialurónico son capaces de retener hasta 1.000 veces su peso en agua, lo que te ayudará a recuperar tu piel.

¿Por qué aparecen las manchas en nuestra piel?

Nuestra piel se puede ver afectada por las famosas manchas solares.

Después del verano podemos ver en nuestro rostro como han aparecido manchas oscuras de tono marrón y aspecto regular. Suelen aparecer en la zona de la frente, mejillas y bigote. Estas manchas se producen por una excesiva exposición a la radiación ultravioleta. Nuestro cuerpo, para defenderse de estos rayos, genera un exceso de melanina y crea estas zonas más visibles. Por eso, las manchas solares son zonas donde las células del pigmento, melanocitos, tienen una actividad más elevada provocada por esta protección.

Cómo eliminar las manchas solares

La prevención de las manchas es fundamental, pero una vez ya han aparecido, se recomienda utilizar tratamientos despigmentantes como pueden ser lasers o el uso de cremas con principios activos como el Bioretinol que inhiben la formación de la melanina. Como la crema Bioretinol Night Cream para pieles de más de 30 años o el Post Acné Serum, un serum para todas las edades.

¿Qué es el fotoenvejecimiento y cómo mejorar nuestra piel

El fotoenvejecimiento también es otro de los síntomas que puede acentuarse en los meses de más calor y exposición solar. El fotoenvejecimiento es el culpable de la aceleración del proceso natural de envejecimiento de nuestra piel debido a la radiación solar. Esta radiación está formada por los rayos UVA, UVB, IR y luz visible, y es mucho más elevada en verano. Estos rayos provocan cambios en nuestra epidermis. La disposición de las fibras de colágeno y elastina se ve alterada, disminuyendo la firmeza y elasticidad de nuestra piel. Las arrugas ganan profundidad y la piel se encuentra menos tersa.

La clave para prevenir el fotoenvejecimiento será optar por un buen fotoprotector que te proteja de estos rayos. Y sobre todo utilizarlo de forma responsable todos los días. Incluso los días de frío o que estén nublados.

Acné

Por último, uno de los síntomas que algunas pieles experimentan tras el verano es el acné solar. Algunas personas se ven afectadas por la combinación de calor, húmedad y la alta intensidad solar que provocan brotes de acné. Es habitual que durante los meses de verano, podamos observar cómo nuestro acné se ha visto mejorado. Esto es debido al efecto del sol, el cual tiene una acción antibacteriana, antiinflamatoria y secante. No obstante, su efecto es un arma de doble filo ya que su mejora no es real.

Durante la exposición solar, la capa donde se encuentran las células muertas se hace más gruesa y a consecuencia los poros se ven más obstruidos. Esto provoca que después de verano se observe un efecto rebote debido a la producción de más sebo que se manifiesta en la reaparición de acné. Además, se suman otros factores como los cambios ambientales y el estrés laboral. Por eso, es tan importante el uso de productos con Nicotinamida, como nuestro serum STOP ACNÉ para reforzar la barrera cutánea y revertir los daños provocados por rayos UV en el caso del acné.

¿Has identificado alguno de los anteriores daños?

No te preocupes, te damos 5 consejos muy fáciles de seguir para que tu piel se recupere.

  • Sigue una buena alimentación y bebe mucha agua. Es importante hidratarnos bien por dentro para que nuestra piel se vea reflejada.
  • Esfuérzate en mantener una dieta rica en minerales y vitaminas consumiendo frutas y verduras frescas. Los alimentos que ayudan a regenerar mejor tu piel son los ricos en vitamina C.
  • Realiza una buena exfoliación para para eliminar las células muertas y que quede renovada la piel Sigue protegiéndote del sol con un fotoprotector que sea apto tanto para los rayos UVA como UVB.
  • Revisa el estado de tu piel. Es el momento perfecto para acudir al dermatólogo y que revise aquellas manchas y lunares para que te dé un diagnóstico adecuado y te asegure que no hay ningún cambio sospechoso en nuestra piel.
  • Sé constante en el uso de cremas hidratantes.
  • Busca y encuentra una crema que contenga los principios activos que tu piel necesita. El ácido hialurónico, el retinol (y aún mejor el bioretinol) y el colágeno son de las sustancias con una acción más poderosa y eficaz para la recuperación de la elasticidad e hidratación de tu piel.

¡Sigue estos sencillos pasos y recupera el brillo de tu piel este otoño!

Publicación más antigua
Publicación más reciente
Cerrar (esc)

Popup

Use this popup to embed a mailing list sign up form. Alternatively use it as a simple call to action with a link to a product or a page.

Age verification

By clicking enter you are verifying that you are old enough to consume alcohol.

Buscar

Carrito

Su carrito actualmente está vacío.
Empezar a comprar